Exposición temporal

 

Deconstrucción de la ciudad

Desde las antiguas Argos y Persépolis hasta la enloquecida e inenarrable Arkham, las ciudades han sido espacios que han pretendido aglutinar el conocimiento y la creatividad humana. La conformación de las grandes ciudades representa, por un lado, ideales compartidos por un grupo social para cohabitar en un espacio delimitado y, por el otro, modos particulares de comprender y hacer ciudadanía. El caleidoscopio citadino revela las facetas de una sociedad contradictoria, constituida por sujetos–herederos de la Modernidad, lo que resulta en espacios frenéticos, inacabados y violentos.

 

Deconstrucción de la ciudad nos adentra en la ingeniería de la polis. Ante la imposibilidad de representar las ciudades a cabalidad, la exposición se sustenta en la forma–mancha y profundiza en las preocupaciones y particularidades de los animales políticos que las fundan.

 

Las piezas de Tania Acosta Ayala reinterpretan la concepción clásica de las ciudades. A partir del color y las intensidades, la artista visual logra un efecto que muestra un cambio en el espacio, al tiempo que establece una zona de elementos en los que se transita del punto a la línea y, posteriormente, a empastados vinculados con lo orgánico de las ciudades y los ciudadanos. Deconstrucción de la ciudad resulta una suerte de radiografía que exhibe desde restos humanos hasta arquitectónicos, para expresar así, los espacios, particularidades y contradicciones de los animales políticos que las habitan.

 

Por Fernando Zapata Alejo